Reed Hastings – Netflix

Reed nació en el 1960 y se licenció en matemáticas, después de pasar unos años trabajando como profesor y en el ejército de paz, se matriculó en la Universidad de Stanford para aprender sistemas de computación. Con esos conocimientos creó Pure Systems, una empresa dedicada a reparar los fallos de otros, cuatro años más tarde la sacó a bolsa y en el 1995 se fusionó con Atria, otra empresa tecnológica con los mismos fines. Allí conoció a Marc Randolph, quien sería su jefe hasta que ambos perdieron el trabajo cuando Pure-Atria fue absorbida por Rational Software en 1996.

Reed llevaba tiempo dándole vueltas a la idea de los videoclubs, pero el VHS hacía complicado su transporte y almacenamiento. La aparición del DVD y el tener que pagar una multa de 40 dólares por una película no devuelta a tiempo fue lo que hizo que se decidiera a lanzar su plataforma online. En 1997 nace Netflix, en ella en un primer momento sólo se podía alquilar DVDs online y, en unas horas, te llegaban a casa acompañados además de otro sobre con franqueo pagado para efectuar la devolución del mismo. Su mayor competidor era Blockbuster ¿os acordáis de esos videoclubs?

Unos años después de su apertura, en 1999 deciden que no van a cobrar por película, si no que es mejor idea pedir una cuota mensual y que la gente tenga acceso ilimitado a todas las películas. Pensando en hacer crecer la empresa, necesitaban capital y decidieron ofrecerse por 50 millones de dólares como rama online a Blockbuster en el 2000, pero éstos rechazaron la oferta. Reed decide dar un nuevo paso y apostar por el streaming, separa el contenido para alquilar de aquel disponible para ver online, este hecho le cuesta 800.000 suscriptores, por lo que se ven obligados a salir a bolsa en el 2002 y ese mismo año su cofundador Marc Randolph decide abandonar la compañía.

No es hasta 2007 cuando la empresa ofrece realmente contenido en streaming, ya no sólo películas si no también series. Los suscriptores, todos americanos hasta ahora, son más de 4 millones, Netflix ofrecía los servicios de Amazon para todo aquel que estuviera interesado en comprar una película en concreto lo que hizo que Amazon les publicitara gratis. En los años siguientes, consiguió contratos de colaboración para visualizar contenido online con Xbox y con la PS3.

Netflix España - YouTube

En 2010, lanzan su contenido a Canadá y se distribuye para ser usado en dispositivos Apple, ese mismo año, Blockbuster se declara en quiebra, mientras Reed pasa a formar parte del equipo directivo de Facebook. En los años siguientes la plataforma se abre paso en Latinoamérica, el caribe, Reino Unido, Irlanda y los países nórdicos, y es en enero de 2013 cuando da el gran paso, lanza su primera serie autoproducida, House of Cards. Al año siguiente se lanza en el resto de Europa y a día de hoy la empresa que se ofreció por un valor de 50 millones tiene un valor de más de 140.000 millones de dólares, se ve en todos los continentes y tiene más de 158 millones de suscriptores en todo el mundo.

Como no puede ser de otra manera, las buenas ideas se copian y tras Netflix, han aparecido nuevas compañías como HBO, Amazon Prime o Disney, y ahora casi cualquier televisión privada se ha subido al carro y ofrece su contenido online. Netflix empezó con una idea clara, facilitar el acceso y devolución de los DVD alquilados a sus clientes, para así evitar multas y sanciones, su idea fue evolucionando y es obvio que no todo el mundo lo entendió, cuando quiso hacer un gran cambio perdió la confianza de sus suscriptores y su compañero se apartó. A día de hoy es la plataforma online por excelencia, parecía que nadie iba a querer pagar por ver contenido cuando podía tenerlo gratis y entonces ofrecieron gran cantidad de películas y series, producidas por otros como por ellos mismos y basadas en lo que le gusta a sus propios suscriptores.

Todo el mundo rechaza de primeras aquello que no conoce, si a eso le unimos el miedo al fracaso o el miedo a que alguien con más dinero nos copie y lo haga mejor, hace que nos quedemos paralizados. Hay muchas frases del tipo “no te preocupes por la gente que quiere robar y copiar tu trabajo, preócupate por el día en que dejen de hacerlo“, pero a mí me gusta más la frase de Eduardo Galeano:

 "Libres son quienes crean, no quienes copian, y libres son quienes piensan, no quienes obedecen. Enseñar, es enseñar a dudar". 

El miedo siempre va a estar ahí, a que nos copien, a que salga mal, a que salga bien, al qué dirán, pero si no te lanzas a hacerlo nunca sabrás qué podría haber pasado. El que crea tiene una ventaja con respecto al que copia, y es que tiene inteligencia y creatividad, siempre podrá ir por delante de quien no sabe hacer otra cosa que compararse.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: